31 octubre 2005

DESAMOR







Cuánto duele amar,
más aún el sentir
que no se es amado
de la misma manera...

3 comentarios:

Sergio dijo...

si es así, tu eres afortunada por no sentir dolor alguno, baby.

Eva.M. dijo...

Duele, duele.
Ains, que ya no sé ni a dónde te comento, jajaja.
Hoy me acordado de una historia, a respecto de el titulo de este espacio. Pequeños detalles. Te lo voy a contar pa ti solita, ea. Que me gusta a mi imaginar esos ojos azules leyendo con una sonrisa, oyes.
Comentario que me dejó una amiga hace tiempo: "¿Sabes? Estoy escuchando ahora mismo esa canción tan conocida de Chiquitita y desde este momento ya tiene dueña: tú".
Detalle: Apenas una hora pasada desde que nos dimos el primer abrazo real. Vamos por la calle paseando tan tranquilas y tan felices de vernos por fin y, ¿adivinas? Justo empieza a sonar esa canción en la flauta de un indigente... Imagina nuestras sonrisas. Momento y detalle genial.
Esto... estoy por mandarle un mail a Su. ¿Sabe algo alguien de ella? Chica, me preocupa que lleve más de una semana no ya sin que escriba, que todos perdemos las ganas en algún momento... Es que tampoco la veo comentar ni nada por ahí. No sé, me extraña... Creo que si mandaré ese mail.
Un beso niña. Jo, se ve que hoy mis teclas tienen ganas de dar guerra, porque ando dejando pocos comentarios, pero los que dejo, tela, tela, jajaja. Ains. Achuchón.

Bohemia dijo...

Claro que duele que no te quieran como quieres que te quieran, que no te amen con la misma intensidad...Pero así es la vida...
Cuestión de correspondencia...